Skip to content

Meditación - 2022 septiembre 23

(Lectura de la Biblia en tres años: Números 3:19–39, Marcos 6:7–13)

ESCUCHE CON ATENCIÓN

Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo. La gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía, pues de muchos que tenían espíritus impuros, salían estos lanzando gritos; y muchos paralíticos y cojos eran sanados; así que había gran gozo en aquella ciudad.

(Hechos 8:5-8)

¿Alguna vez alguien le ha dicho a usted que se calle durante el servicio en la iglesia? A lo mejor dijeron algo similar a esto: “Escucha con atención lo que dice el pastor”.

El pueblo de Samaria escuchaba a Felipe con atención porque su mensaje les traía gran alegría. Los samaritanos también eran pecadores y no sabían qué pasaría con ellos después que murieran; por eso sentían miedo. Su conciencia, la vocecita efectiva, les decía lo que era correcto e incorrecto y ¡les advertía que tendrían que rendir cuentas de sus pecados ante Dios! Felipe les trajo el mensaje de esperanza a través de Jesús como su Salvador. Todos escuchaban atentamente cuando Felipe les enseñaba que Jesús era el Cristo, a quien Dios había prometido enviar al mundo, y que él pagó por los pecados de todos ellos con su muerte en la cruz. Esto significaba que ya no debían tener miedo a la furia ni al castigo de Dios, y por eso su corazón se llenó de alegría cuando se enteraron de que por medio de la fe en Jesús ya tenían el perdón completo. Por fin sentían paz en el corazón al saber que Jesús era como una puerta que los llevaba a la vida eterna en el cielo, donde disfrutarían de paz y de alegría por siempre.

Las buenas nuevas acerca de Jesús también llenan nuestro corazón de alegría y de Paz, aun cuando los pecados tratan de robarnos la felicidad. En momentos como estos, debemos escuchar el mensaje de los pastores y maestros cristianos de hoy, acerca del mensaje de Jesucristo. Solo Jesús puede quitar nuestra tristeza y nuestro temor, porque ya lo hizo al morir en la cruz como castigo por nuestros pecados. Al creer en Jesús, tenemos la misma alegría y paz que encontraron las personas de Samaria.

Podemos estar seguros de nuestra salvación debido a que hemos recibido la fe que viene por medio de la palabra de Dios. Durante el primer siglo de la iglesia cristiana, Dios permitió que Felipe y otros, hicieran milagros para que las personas no dudaran de lo que decían. Estos milagros les dieron alegría a los que habían sido sanados e hicieron que otros creyeran en el mensaje verdadero de parte de Dios.

Su pastor, igual que Felipe, les predica el mensaje de alegría y de paz que viene de Dios en cada sermón y estudio bíblico. Por eso, escuchen con atención ese maravilloso mensaje.

Oración:

Amado Jesús, gracias por las buenas nuevas alentadoras del evangelio. Ayúdanos a seguir escuchando con atención a las personas que comparten el mensaje del evangelio con nosotros, para que sigamos viviendo en paz y alegría. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 julio 18

Ver Recursos

Servicio - 13 enero 2019

Ver Recursos

Meditación - 2020 enero 30

Ver Recursos

Meditación - 2020 enero 01

Ver Recursos