Skip to content

 

El decimotercer domingo después de pentecostés

(Verde)

Tema del día: Las lecturas para esta mañana nos animan a dieta espiritual. Para mantenerse vivo espiritualmente, uno necesita el pan verdadero que es Jesucristo. Sólo recibimos este alimento espiritual por el evangelio en Palabra y Sacramentos. Cualquier otra forma de alimentación para el alma debilita y termina en la muerte.

La Colecta: Padre misericordioso, que diste en sacrificio por nuestro pecado a tu Hijo unigénito: Concédenos la gracia a fin de que recibamos con gratitud los frutos de su obra redentora y sigamos su camino; por Jesucristo, tu Hijo, nuestro Señor que vive y reina contigo y con el Espíritu Santo, siempre un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

La Primera Lectura: Proverbios 9:1-6 Aquí el sabio Rey Salomón, profetiza de Jesucristo, llamándolo “la sabiduría.” Nos invita Cristo al banquete para recibir la comida espiritual que da la verdadera sabiduría la cual viene solamente por medio de la fe. Los que rechazan esta invitación, están rechazando la verdadera sabiduría y la vida eterna.

1 La sabiduría edificó su casa

Labró sus siete columnas.

2 Mató sus víctimas, mezcló su vino,

Y puso su mesa.

3 Envió sus criadas;

Sobre lo más alto de la ciudad clamó.

4 Dice a cualquier simple: Ven acá.

A los faltos de cordura dice:

5 Venid, comed mi pan,

Y bebed del vino que yo he mezclado.

6 Dejad las simplezas, y vivid,

Y andad por el camino de la inteligencia.

 

El Salmo del Día: Salmo 1

1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,

Ni estuvo en camino de pecadores,

Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;

2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia,

en su ley medita de día y de noche.

3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas,

Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae;

todo lo que hace, prosperará.

4 No así los malos,

son como el tamo que arrebata el viento

5 Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio,

Ni los pecadores en la congregación de los justos.

6 Porque Jehová conoce el camino de los justos;

Mas la senda de los malos perecerá

La Segunda Lectura: Efesios 5:15-20 Esta lectura, como las otras, muestra que hay dos caminos por los cuales el hombre puede andar. Puede andar con Dios, dándole gracias por todo lo que le ha dado o puede andar por el camino ancho del pecado. Sólo se puede andar por el camino de Dios por medio de su poder que nos concede en su Palabra.

15Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, 16aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. 17Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor. 18No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, 19hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; 20dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

El Versículo:¡Aleluya! ¡Aleluya! Porque la Palabra de Dios es eficaz, y más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra hasta la división del alma y del espíritu, de las coyunturas y los tuétanos, y es poderosa para discernir los pensamientos y las intenciones del corazón. ¡Aleluya!

El Evangelio: Juan 6:51-58 El pan de este mundo no dura; se echa a perder; los que lo comen eventualmente se mueren, pero el pan de vida es diferente. Por medio de Jesucristo recibimos el pan que dura, el pan que da la vida eterna. En su sola gracia Dios nos da este pan. ¡Qué tontos seríamos si rechazáramos este pan espiritual, para el pan terrenal que no dura! Por medio de su Palabra, Dios nos alimenta, dándonos este pan espiritual y la vida eterna.

51Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo. 52Entonces los judíos contendían entre sí, diciendo: ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne? 53Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. 54El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. 55Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. 56El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él. 57Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí. 58Este es el pan que descendió del cielo; no como vuestros padres comieron el maná, y murieron; el que come de este pan, vivirá eternamente.

CRISTO PAN DE VIDA ES NUESTRA SABIDURÍA

En los últimos domingos hemos dedicado el tiempo para hablar de todas las bendiciones que nos trae el pan de vida, Cristo Jesús, y hoy de manera magistral concluimos con este esplendoroso tema con saber y confesar que es nuestra Sabiduría. Muchos creen que para tener la verdadera sabiduría es muy importante ir a la universidad y tal vez estudiar mucho sobre filosofía y así entender el pensamiento del hombre y tratar de entender el mundo entero. Los científicos cada día quieren descubrir nuevas cosas en la creación de Dios, ellos creen que pueden estar por encima del creador, y empiezan a inventar teorías para entender la sabiduría del Todo Todopoderoso y por esto encontramos dos clases de científicos, unos que solo se dan cuenta que no pueden entender todo lo del mundo y doblan su rodilla a Dios diciendo tu eres el creador y dueño de todo, y otros que simplemente se endurece su corazón y defienden su ateísmo negando a Dios sobre todas las cosas.


 

Pero no veamos mas afuera del cristianismo, es dentro del mismo donde muchos han querido tener una relación con Dios desde su propia sabiduría y esto nos explica el porque existen muchas religiones o hay cristianos que buscan vivir experiencias sobrenaturales para demostrar que Dios esta con ellos, escuchamos que desde la misma iglesia podemos encontrar como muchos no creen en el Dios Trino, su propia sabiduría los hace dividir a cada una de las personas de la Trinidad y finalmente se convierten en una secta. También encontramos grupos que se apoyan en la tradición para poder entender la Biblia y se apoyan en la enseñanza de hombres para mostrar su propia sabiduría. Tristemente los ataques mas certeros vienen cuando desde el mismo cristianismo se ataca la doctrina fundamental de las Escrituras, nuestra salvación puesto que la sabiduría del hombre siempre quiere hacer o dejar de hacer obras para salvarse.

Las lecturas para este día están centradas en un tema específico, la verdadera sabiduría, pero nuestra carne, nuestro viejo hombre siempre quiere convencernos que vivir guiados por los 10 mandamientos de Dios es una manera en la cual Él nos quiere controlar y esclavizar, y este control sencillamente lo ejerce para prohibirnos el vivir en este mundo en libertad. Por esto nuestra carne siempre tiende a ir en contra de la voluntad de Dios. Nuestro Señor nos creo para vivir en comunidad para usar la Sabiduría que nos da, porque para Él es muy importante guiarnos en nuestra relación con los demás seres humanos, pero nuestra carne desobedece y es por esto que encontramos hijos rebeldes, matrimonios destruidos por no cumplir los papeles del hombre y la mujer, muchos problemas económicos por la esclavitud del materialismo en este mundo, asesinatos, secuestros, robos son la manera de mostrar como la carne nuestra va en oposición a la Sabiduría que nos da la Palabra de Dios. Estamos en peligro espiritual si nos dejamos guiar de la sabiduría de nuestra carne nos convertimos en insensatos al despreciar la sabiduría y la enseñanza. Proverbios 1:7. Si nosotros como cristianos vivimos guiados por la sabiduría de este mundo dejamos de ser hijos de Dios y nos convertimos enemigos de Él porque nuestra carne nos lleva a merecer la ira de Dios que viene sobre los hijos de desobediencia, Colosenses 3:6 y nuestra eternidad será tal como lo leemos en Deuteronomio 11:28 y la maldición, si no oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios.

Estudiando el libro de Proverbios aprendemos que la verdadera Sabiduria es el Temor a Jehová y esto quiere decir que el Espíritu Santo hace que vivamos guiados por está Sabiduría la cual lo primero que nos enseña es confesar nuestra relación con Dios, pero esta relación no esta basada en un diploma de ser teólogo o ser muy entendido de la Biblia sino en lo que creemos con Jesús porque es nuestro pan de vida y hoy nos dice 51Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo. Esta Sabiduria tiene un principio único y básico que nos lleva a confesar que nuestra relación con Dios esta solamente basada en la obra de Cristo, su carne que dio en sacrificio por el mundo tuvo un objetivo claro, pagar por todos y cada uno de nuestros pecados. Pero ¿Cómo comer este pan de vida? Aquí encontramos el valor de las Escrituras, las cuales cada vez que las leemos y la meditamos encontramos en ella paz dada desde el cielo. Nosotros necesitamos cuidarnos con quien alimentarnos espiritualmente porque muchos son como los judíos que no entienden esta Sabiduria porque le ponen freno al Espíritu Santo 52Entonces los judíos contendían entre sí, diciendo: ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne? Necesitamos saber aún dentro de nuestra congregación quien tiene dificultades de dejarse guiar por el Espíritu Santo interpretando las Escrituras de manera que no use la Ley y el Evangelio. Esto me recuerda aquellos que hoy no están con nosotros y públicamente nos acusan de tener falsa doctrina, pero esta acusación viene de su rechazo al Espíritu Santo porque no creen en la Salvación por Gracia, ya no creen en la necesidad de que seamos una iglesia confesional y hasta han traducido su propia biblia creyendo que su razón es la sabiduría que necesitan ellos y quienes les escuchan, pero hoy oremos por estos porque su alma esta en peligro y el infierno es el lugar que les espera y necesitamos cuidarnos de ellos porque con la falsa doctrina pueden hacernos perder nuestra alma.

Hoy nosotros por la humildad que el Espíritu Santo ha puesto en nuestros corazones solamente podemos tener la confianza de quien es Jesús para cada uno de nosotros y tenemos esta seguridad cada vez que estamos escuchando, leyendo y meditando la Palabra de Dios que estamos en esta única verdad, la cual Jesús nos advierte que no descuidemos porque nos dice 53 De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. Nuestro Dios nos llama a ser Cristo Céntricos, si no lo somos no tendremos salvación, si nosotros leemos las Escrituras y no vemos a Cristo es porque el Espíritu Santo no esta en nosotros y al suceder esto el infierno seria nuestro lugar por pecar contra el tercer mandamiento.

Hoy disfrutamos de la obra del Dios Trino hecha en nosotros, primero la exigencia del Padre que seamos perfectos no ha cambiado y por mucha sabiduría que tengamos nunca podremos ser perfectos, nuestra sabiduría no nos salva, nos condena. Pero la Biblia nos presenta a la segunda persona de la Trinidad, Jesús, y Él si es nuestra Sabiduría y por esto nos asegura dos cosas, como esta nuestra relación con Dios y lo que sucederá en el futuro 54 El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. Tenemos asegurado la vida eterna y resucitaremos para estar en el cielo por la obra de Jesús, Él cumplió perfectamente el tercer mandamiento por cada uno de nosotros al decir que Él es nuestra verdadera Sabiduria, Salomón escribió inspirado por Dios que la sabiduría edificó su casa y esta casa que es el templo del Espíritu Santo, nuestra carne, ha sido transformada en querer hacer la voluntad de Dios como una guía para nuestras vidas y es por esto que cada día es muy importante alimentarnos de Jesús, Él nos dice hoy: 55Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. 56El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él. 57Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí. 58Este es el pan que descendió del cielo; no como vuestros padres comieron el maná, y murieron; el que come de este pan, vivirá eternamente. Para poder entender estos versículos podemos usar el Salmo 1, en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche 3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará. Estamos parados frente a la unidad de la Palabra de Dios, el mensaje del Antiguo y Nuevo testamento es el mismo, la verdadera Sabiduria, Jesús, es nuestro alimento diario, cada vez que estamos estudiando las Escrituras encontramos como dio su cuerpo en sacrificio por nosotros, puesto que no somos perfectos, Jesús pagó nuestra imperfección al morir en la cruz y al derramar su sangre nos limpió de todos nuestros pecados y cuando meditamos en la ley de Jehová, es decir, su Palabra de día y de noche, para mostrar que es un alimento que no cae mal en ningún momento porque este alimento produce un fruto que se llama la fe en Cristo Jesús y este fruto hace que vivamos diferente no siendo necios sino sabios y esto simplemente es dejarnos guiar por el Espíritu Santo. Esta misma palabra nos guía a vivir como sabios concentrados en lo más importante, nuestro alimento espiritual, por esto no vamos a estar viciados con nuestros pensamientos pecaminosa sino 19hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; 20dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Efesios 5:19-20. Realmente hoy damos gracias a nuestro Dios porque nos ha transformado en nuestra manera de pensar, de hablar y actuar porque por medio de la verdadera Sabiduria hace que seamos hijos obedientes, esposos fieles y amigos que nos preocupamos por dar amor a todos los que nos rodean y es por esto que necesitamos estar conectados con Jesús, nuestro pan de vida. Amén


 

Los Himnos:

Algunos himnos sugeridos:

Cantad al Señor:

17 De tal manera Dios amó

32 Oh Verbo humanado

35 Desciende, oh Santo Dios

37 Ven, Espíritu Santo

38 Tu Palabra es mi cántico

39 No podemos caminar (Santa Cena)

47 A nadie amaré como a Cristo

48 Busca primero el reino de Dios

51 Dios de gracia, Dios de gloria

53 Seguidme a mí

54Santo Espíritu llena mi vida


 

Culto Cristiano:

109 Sosténnos firmes, ¡oh Señor!

112 Padre, tu Palabra (Salmo)

116 Tu Palabra, ¡oh Padre santo!

165 Hay una fuente

202 Oí la voz del Salvador

239 El rey de amor

240 En Jesucristo se halla la paz

242 Jesús es mi pastor

246 Mi fe descansa en ti

251 ¡Oh qué amigo nos es Cristo!

253 A los pies de Jesucristo

254 ¡Firmes y adelante!

272 Me guía Cristo

273 Mi mano ten

274 No temas ya
 


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 18

Ver Recursos