Skip to content

Meditación - 2023 julio 9

(Lectura de la Biblia en tres años: 2 Reyes 12, Juan 10:35–42)

UN REINO DE SACERDOTES Y GENTE SANTA

Ahora, pues, si dais oído a mi voz y guardáis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos, porque mía es toda la tierra. Vosotros me seréis un reino de sacerdotes y gente santa”. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel. Entonces regresó Moisés, llamó a los ancianos del pueblo y expuso en su presencia todas estas palabras que Jehová le había mandado. Todo el pueblo respondió a una diciendo: —Haremos todo lo que Jehová ha dicho. Moisés refirió a Jehová las palabras del pueblo

Éxodo 19:5-8, RV95

Los hijos de Israel llegaron al pie del monte Sinaí al tercer mes de haber salido la tierra de Egipto. Allí Dios reveló a Moisés que él quería que todos ellos sean su pueblo especial, un reino de sacerdotes y gente santa. El Señor le dijo a Moisés que tenía el propósito de que todos en Israel sean sacerdotes y personas santas. Cuando Moisés comunicó a los ancianos lo que Dios le había dicho, todo el pueblo respondió a una sola voz: «Haremos todo lo que Jehová ha dicho».

Sin embargo el pueblo no pudo cumplir esa promesa. Poco después de que ellos escucharan, aterrorizados, la promulgación de los diez mandamientos, ellos le dijeron a Moisés: «Habla tú con nosotros, y nosotros oiremos; pero no hable Dios con nosotros, para que no muramos.» (Éxodo 20:18) Por esto Moisés subió al monte a recibir las tablas de ley. En tanto, «Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se entregó al desenfreno.» (1 Corintios 10:7). Desobedeciendo el primer mandamiento se hicieron un becerro de oro para idolatrarlo. Así rompieron el pacto con Dios y ya no pudieron ser el reino de sacerdotes que Dios quería que ellos fueran. Cuando vino Jesucristo hizo un nuevo pacto con Israel. No todos en Israel quisieron entrar al nuevo pacto. Pero los que fueron bautizados en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo entraron al nuevo pacto para ser el Israel de Dios, un reino de sacerdotes y gente santa. El nuevo pacto solo es posible gracias a los méritos de Jesucristo: su obediencia perfecta en lugar de nosotros pecadores y su muerte en la cruz por nuestros pecados. En gratitud vamos a querer proclamar quién es Cristo y lo que hizo por nosotros (1 Pedro 2:9).

Oración:

Señor, me hiciste parte de tu pueblo elegido sin merecerlo. Gracias por tu Hijo Jesucristo quien lo hizo posible. Auxíliame para que permanezca fiel. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 18

Ver Recursos