Skip to content

Meditación - 2023 abril 5

(Lectura de la Biblia en tres años: 1 Samuel 24:1–8, Lucas 20:34–40)

¿QUIÉN GOBIERNA EL MUNDO?

Pido también que les sean iluminados los ojos del corazón para que sepan […] cuán incomparable es la grandeza de su poder a favor de los que creemos. Ese poder es la fuerza grandiosa y eficaz que Dios ejerció en Cristo cuando lo resucitó de entre los muertos y lo sentó a su derecha en las regiones celestiales, muy por encima de todo gobierno y autoridad, poder y dominio, y de cualquier otro nombre que se invoque, no sólo en este mundo sino también en el venidero. Dios sometió todas las cosas al dominio de Cristo

Efesios 1:18-22

No falta quien cree que el diablo gobierna el mundo basado en lo que se ve o en alguna mala interpretación de pasajes bíblicos. La Biblia nos presenta un panorama totalmente diferente a estas imaginaciones. El texto de la meditación de hoy es una oración del apóstol Pablo a favor de los creyentes en la que pide que Dios no ilumine para que comprendamos el poder que puso a Cristo a la diestra de Dios. ¿Cuál es ese poder y cuál es su relevancia? .

Cuando Nicodemo llevó los restos mortales de Jesús a la tumba ese cuerpo no tenía ninguna vida. Realmente estaba muerto y sin ninguna posibilidad de volver a la existencia y así se habría quedado si no fuera por el poder que Dios ejerció sobre esos restos. ¿Cuál fue ese poder? El poder de la Palabra de Dios. Ese mismo poder es el que puso a Cristo a la diestra de Dios comunicando los atributos de su naturaleza divina a su naturaleza humana. Es con ese mismo poder que Jesucristo, cien por ciento humano y cien por ciento divino, gobierna todo el universo. Nada sucede sin el poder de la Palabra de Dios. Lo que Dios ha ordenado inexorablemente sucederá y nada lo puede impedir. Aunque nos cueste creerlo todo lo que sucede en el universo ocurre por la voluntad de Cristo y nada escapa de su control. Cuando Cristo ordena a su iglesia que vaya por todo el mundo y haga discípulos bautizándolos y enseñándoles todo lo que él ha enseñado, el universo entero entra en marcha para que su iglesia cumpla la misión. Todo el universo está sujeto a Cristo al igual que un esclavo lo está a su amo, excepto la iglesia. La relación de Cristo con la iglesia es como la del cuerpo con la cabeza. Hay una armonía tal que el cuerpo quiere y colabora con la voluntad de la cabeza. Los creyentes estamos conscientes que somos pecadores y merecemos toda la ira de Dios, pero también sabemos que Cristo nos sustituyó obedeciendo perfectamente la ley de Dios y sufriendo en la cruz el castigo que nos correspondía. En gratitud queremos vivir en armonía con la voluntad divina.

Oración:

Señor, por mi propia razón o elección no puedo creer en Jesucristo, mi Señor, ni acercarme a él y solo merezco tu ira eterna. Gracias te doy, porque tu Espíritu Santo me ha llamado mediante el evangelio, me ha iluminado con sus dones, me ha santificado y guardado en la fe verdadera por los méritos de tu Hijo. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 18

Ver Recursos