Skip to content

Meditación - 2022 octubre 30

(Lectura de la Biblia en tres años: Números 26:13–30, Marcos 12:13–17)

GRACIAS, SEÑOR

Y el Señor me librará de toda obra mala y me preservará para su reino celestial. A él sea la Gloria por los siglos de los siglos. Amén

(2 Timoteo 4:18)

La mayor parte de las personas son agradecidas por las cosas buenas que suceden en su vida. Poca gente es agradecida por las cosas malas que suceden en su vida. Pero, ¿Qué tal los cristianos? ¿Pueden ser agradecidos por todas las cosas que suceden en su vida, o sea: lo bueno, lo malo, y lo feo? Claro que sí, porque ellos saben que en todas las cosas (no solo en las buenas) Dios obra para su bien.

Fíjese en el apóstol Pablo, cuando se acercaba el final de su vida y escribió las palabras arriba. Él estaba encarcelado por predicar el evangelio de Jesús. A pesar de la soledad y el frío de la cárcel, y a pesar de que esperaba la pena de muerte, Pablo alabó a Dios. ¿Cómo pudo Pablo sentir agradecimiento en una situación tan desesperante?

Pablo sabía que el mismo Dios que lo había ayudado en el pasado lo ayudaría en el futuro. Él sabía que cuando llegara el tiempo apropiado, Dios lo llevaría al cielo. Pablo dijo esto en su carta a Timoteo cuando escribió: “Por lo demás me está reservada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no solo a mí, sino también a todos los que aman su venida” (2 Timoteo 4:8).

¿Lo ve? Pablo creía lo que aprendió acerca de Jesús como el Salvador del mundo. Pablo puso toda su confianza en: la vida, la muerte, y la resurrección de Jesús, para recibir el perdón de los pecados. Al saber todo esto, Pablo pudo decir: “A él sea la gloria por los siglos de los siglos”.

No sabemos lo que sucederá en nuestra vida hoy o mañana. No sabemos si nuestra vida será feliz o triste. Pero igual que Pablo, sabemos lo que nuestro Salvador ha hecho por nosotros. Gracias a Jesús podremos enfrentar cada día de nuestra vida con: agradecimiento, fe, y plena confianza. Finalmente, cuando llegue el tiempo apropiado del Señor para llevarnos a nuestro hogar en el cielo, podemos gritar: “A él sea la gloria por los siglos de los siglos”.

Oración:

Gracias, Señor Jesús. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 18

Ver Recursos