Skip to content

Meditación - 2022 octubre 1

(Lectura de la Biblia en tres años: Números 7:29–45, Marcos 7:9–14)

EN JESÚS SE ENCUENTRA EL PERDÓN

De este dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él crean recibirán perdón de pecados por su nombre

(Hechos 10:43)

Dios perdona a los pecadores debido a lo que Jesús ha hecho por nosotros. Esta verdad les da consuelo a los que se arrepienten de sus pecados y de haber ofendido a Dios con el mal que hicieron. Es cierto, sin el perdón de Dios estaríamos perdidos y sin ninguna esperanza.

El apóstol Pedro habló con un hombre llamado Cornelio y con todas las personas que se reunieron en su casa. Pedro les contó acerca de: la vida de Jesús, su muerte, y su resurrección de entre los muertos, y ellos escucharon con mucha atención, porque Pedro quería asegurarse de que estas personas supieran que Jesús era el cumplimiento de las profecías del Antiguo Testamento.

Los profetas del Antiguo Testamento escribieron acerca de Jesús y del perdón que él iba a dar. Por ejemplo, así el profeta Isaías escribió acerca de Jesús: “Mas él fue herido por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados. Por darnos la paz, cayó sobre él el castigo, y por sus llagas fuimos nosotros curados” (Isaías 53:5). El profeta Jeremías hizo ver a Jesús cuando proclamó: “Perdonaré la maldad de ellos y no me acordaré más de su pecado” (Jeremías 31:34). El profeta Miqueas habló acerca de la promesa de Dios de perdonar los pecados al escribir: “Él volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades y echará a lo profundo del mar todos nuestros pecados” (Miqueas 7:19). Es verdad de que por siglos las promesas de Dios acerca de Jesús se encontraron en el Antiguo Testamento, y en el Nuevo Testamento Jesucristo cumplió todas ellas.

Piense en la alegría que sintieron Cornelio y los otros que estaban en su casa. Ellos no eran judíos, o sea, parte del pueblo de Israel, el pueblo escogido por Dios. Sin embargo, Pedro les aseguró que el perdón de Dios a través de Jesucristo pertenecía a ellos también. Después, leemos que Cornelio y los otros, fueron bautizados con agua y con la palabra de Dios. Más y más personas que no eran judías fueron convertidas en creyentes. Las buenas nuevas acerca de Jesús se enseñaron en todas partes y fueron aceptadas por muchas razas.

El perdón de Dios marca una gran diferencia en nuestra vida. ¿Lleva usted una carga pesada debido a los pecados del pasado en su vida? ¿Se siente aplastado por el temor y por la preocupación debido a sus pecados? Recuerde que en Jesucristo hay perdón.

¿Se le hace a usted difícil perdonar a su esposo o esposa, un vecino o alguien con quien usted trabaja, debido a algo que ellos dijeron o hicieron y que lo lastimó? Recuerde que en Jesucristo hay perdón. Dios le perdona todos sus pecados. Él también le da a usted el poder de perdonar a otras personas. Este perdón se encuentra en Jesús.

Oración:

Padre celestial, gracias por perdonarme todos mis pecados. Por favor, sigue dándome la voluntad de perdonar a otras personas cuando me lastimen. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 18

Ver Recursos