Skip to content

Meditación - 2022 mayo 28

(Lectura de la Biblia en tres años: Génesis 41:15–36, Mateo 13:18–23)

 

Y yo les doy vida eterna.

Juan 10:28.

Así dice Jesús en cuanto a sus ovejas, los creyentes. Y ¿qué enseñan la Escrituras acerca de la vida eterna? Enseñan que las almas de todos lo creyentes están con Cristo en el momento en que dejan el cuerpo en la muerte, que cuerpo y alma serán unidos en el día de la resurrección y que los creyentes vivirán así con Cristo en eterno gozo y gloria. Al ladrón que estaba muriendo Jesús dijo: "de cierto te digo que hoy estarás conmigo e, el paraíso." (San Lucas 23:43). Esteban al morir, dijo al Salvador, "Seño Jesús, recibe mi espíritu." (Hechos 7:59). Y la voz del cielo dijo: "Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. (Apocalipsis 14:13).

Y en cuanto a la eterna consumación que entrará en vigor con el último día cuando se levantarán todos los muertos, el apóstol dice por inspiración del Espíritu Santo: "Amados, ahora somos hijos de Dios, y aun no se ha manifestado lo que hemos de ser, pero sabemos que cuando él se manifieste seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es." (1 Juan 3:2). En la noche en que entró en su sufrimiento el Salvador oró: "Padre, aquéllos que me has dado, quiero que donde yo estoy también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado. (San Juan 17:24). Y por medio de David, el Espíritu Santo profetiza en cuanto a la vida eterna: "En tu presencia hay plenitud de gozo, delicias a tu diestra para siempre." (Salmo 16:11). Mi querido cristiano, adhirámonos siempre a estas palabras de vida y confiemos en ellas. Que éstas y palabras similares de vida despierten en nosotros un deseo ferviente para la vid eterna.

Mantengámonos firmes con el perdón de pecados por la fe en Jesucristo, que es el único medio, un medio seguro, por el cual heredamos la vida eterna. Si nos adherimos firmemente al perdón de 1os pecados, entonces no tendremos que estar preocupados ni llenos de ansiedad por obtener la vida eterna.

Oración:

Señor mi Dios, Perdóname mis pecados por los méritos de Cristo perdóname mis pecados hasta que parta de esta vida. Sé que lo harás. Oh Señor, tú me has llamado por medio de tu palabra para la vida eterna y no me avergonzará., No Señor, tú eres fiel en tu promesa. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 18

Ver Recursos