Skip to content

Meditación - 2022 mayo 15

(Lectura de la Biblia en tres años: Génesis 32, Mateo 10:40–42)

 

Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos.

Romanos 16:17

La iglesia que tiene, enseña y confiesa todas las doctrinas de la palabra de Dios en su pureza se llama una iglesia ortodoxa. A esta iglesia debemos adherirnos, contribuir para su mantenimiento y su propagación según nuestra habilidad. Por otro lado, cualquier iglesia que no tiene, enseña, ni confiesa todas las doctrinas de la Biblia, tal como las encontramos en la Biblia, se llama una iglesia heterodoxa. Tales iglesias causan divisiones y tropiezos entre el pueblo de Cristo, apartándose de la doctrina que aprendemos de la palabra de Dios. De los tales, los discípulos de Cristo deben apartarse; eso es lo que el Espíritu Santo nos enseña.

Escucha, cristiano, así es el asunto. Debes maldecir la falsa doctrina. (Gal. 1:8,9). Tienes que tener mucho cuidado de los falsos maestros como los que destruyen tu alma; no debes creerles, sino debes probarles por la norma de la palabra de Dios. Así serán revelados como mentirosos. (S. Mat . 7:15; 1 Juan 4:1; Ap. 2:2). Debes evitar las iglesias heterodoxas, en donde dominan los falsos maestros; tienes que salir de tal iglesia si has pertenecido hasta ahora a ella. Tienes que separarte, y evitarla. (2 Cor. 6:14-18). A los cristianos heterodoxos, sin embargo, no debes juzgarlos ni condenarlos, sino que en amor debes creer que solamente son deficientes en este y otro punto de la doctrina cristiana. Porque piensa, si algunas de las, doctrinas salvadoras todavía se enseñan en una iglesia heterodoxa, puede haber, de hecho, tiene que haber, algunos hijos de Dios entre ellos. Y debes regocijarte en este hecho. Pero en cuanto a ti, si quisieras ser un verdadero discípulo, debes permanecer en su palabra y en la iglesia que tiene, enseña y confiesa su palabra en toda su pureza.

Oración:

Señor Jesús, concédeme tu Espíritu Santo, para que pueda estar seguro de cuál es la verdadera doctrina de tu palabra, para que pueda probar cada doctrina que me es ofrecida por los pastores y maestros según la norma de tu palabra. Guárdame de ser seducido para creer las doctrinas falsas. Mantenme firme en tu palabra para que, siempre la confiese en palabra y obra. Hazme así un instrumento útil para la propagación de tu reino aquí en la tierra hasta que me lleves a mi hogar en tu reino de eterno gozo y alegría. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 18

Ver Recursos