Skip to content

Meditación - 2022 marzo 22

22 de marzo de 2022

(Lectura de la Biblia en tres años: Zacarías 4–5, Apocalipsis 19:11–21)

Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar, al cual resistid firmes en la fe.

1 Pedro 5:8,9

 

También hay ángeles malos. Son espíritus que cayeron de Dios, aunque en el principio fueron creados buenos y santos. Son gobernados por un príncipe, y, por regla general, la Biblia habla solamente de él cuando habla de los ángeles malos. El diablo, como lo sabes, fue el primero que pecó. (I Juan 3:8). Estos ángeles malos no permanecieron en la verdad. (S. Juan 8:44). No guardaron su primer estado de gloria, sino que dejaron su bienaventurada habitación. Y Dios los ha rechazado para siempre. Les ha reservado cadenas eternas en las tinieblas para el juicio de aquel gran día. (S. Judas 6). Por eso son los enemigos declarados de Dios. Intentan destruir y arruinar las obras de Dios. Y también son los enemigos declarados de nosotros, los hombres. ¡Recuerden la tentación y la caída en el paraíso! Dios en su santa sabiduría permite al diablo y a sus espíritus malignos andar por la tierra y practicar sus designios malos hasta el día del juicio. El diablo tiene aquí un reino, un reino de gran astucia y poder. Es el príncipe de este mundo, el gobernador de las tinieblas de este mundo. (EL 6:12). Con este enemigo, con todos estos enemigos malignos, nosotros los cristianos tenemos que luchar, como lo escribe el apóstol. Ve como el Espíritu Santo, en el texto que encabeza nuestra devoción, nos advierte contra nuestro adversario y nos amonesta a que seamos sobrios y a que velemos, y lo resistamos firmes en la fe. Pero con nuestro poder no se logra nada. Pronto estaríamos perdidos. Mas por nosotros pugnará de Dios el escogido, Cristo, a quien el diablo conoce, y quien, ha herido al diablo en la cabeza. El ayuda a los suyos, a los que permanecen en su palabra y se arman con su palabra. Con ellos, todo el poder del diablo no podrá lograr nada. Mi querido cristiano, permanece con Cristo.

 

Oración: Mi Señor y Salvador, gran Vencedor, que has derrotado al diablo y al infierno, guárdame contra toda seguridad carnal, y concédeme tu gracia para que en todo tiempo pueda estar vigilante contra el diablo que busca destruirme. Pero también ayúdame a invocarte, a armarme con tu santa palabra, y así en tu poder ayúdame a resistir efectivamente a Satanás, y habiendo hecho todo, a mantenerme firme en la fe. Amén.


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 18

Ver Recursos