Skip to content

Meditación - 2022 junio 14

(Lectura de la Biblia en tres años: Éxodo 3, Mateo 16:5–12)

 

Y no nos metas en tentación.

San Mateo 6:13


Tentación significa prueba. Así, hay dos tipos de tentación, la tentación para el bien y la tentación para el mal. La tentación para el bien es enviada por Dios; la tentación para el mal proviene del diablo, del mundo y de nuestra carne. La tentación para el bien consiste en esto, que Dios prueba a sus hijos para fortalecer su fe. Así Dios probó a Abraham (Gen. 22:1-19), y Jesús puso a prueba a la mujer Siro-fenicia (San Marcos 7:25-30). 

La tentación para el mal consiste en esto, que el diablo, el mundo y nuestra carne procuran engañarnos o seducirnos a la falsa creencia, a la desesperación, y a otras grandes vergüenzas y vicios. Así el diablo tentó a Adán y Eva (Gen. 3:1-6), a nuestro Salvador (San Mateo 4: 1-1 l), y a Judas Iscariote (San Juan. 13:2). Por medio de tal tentación Caín y Judas cayeron en desesperación (Gen. 4:13; San Mat. 27:4-5), y Pedro en el terrible pecado de negar a su Señor (San Luc. 22:54-60). ¿Qué es, entonces, lo que debemos entender al decir a nuestro Padre celestial: "y no nos metas en tentación”? Pedimos que Dios nos proteja y guarde de modo que el diablo, el mundo y nuestra carne no nos engañen, ni nos seduzcan con una falsa creencia, a la desesperación, o a grandes vicios y vergüenzas, y que aunque seamos muy tentados, al fin venzamos y obtengamos la victoria. Sí lo pedimos, así como lo enseñó el Señor, ciertamente seremos oídos. Por tanto, esta petición es para nosotros un escudo potente y victorioso y un arma en esta pobre vida que está tan llena de tentaciones.

Oración: 

Querido Padre celestial, no puedo en ninguna forma, ni por ningún poder mío, resistir las tentaciones con que soy atacado por el diablo, el mundo y mi propia carne depravada. Muy pronto me pierdo. Pero en el nombre de tu querido Hijo, mi Salvador, clamo a ti, para que me guardes en toda tentación. Es así, por tu bondad que no merezco, que estoy confiado en que al fin venceré, obtendré la victoria, y por medio de la verdadera fe entraré a la vida eterna. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 18

Ver Recursos