Skip to content

Meditación - 2022 enero 9

(Lectura de la Biblia en tres años: Ezequiel 36:1–16, 2 Pedro 1:16–21)

UN CÁNTICO NUEVO

¡Aleluya! ¡Alabado sea el SEÑOR! Canten al SEÑOR un cántico nuevo, alábenlo en la comunidad de los fieles.

—Salmos 149:1

En la Santa Escritura lo nuevo no se refiere a nuevo en el tiempo. Es más nuevo en calidad. Por eso, es pertinente preguntarnos ¿Cómo es el cántico nuevo del que habla la Biblia?

El texto de la meditación de hoy, cuando nos anima a cantar un cántico nuevo, no se refiere a componer una nueva canción con una nueva melodía o con un nuevo estilo de música. La Biblia nos dice que de un corazón pecador sólo pueden salir cosas pecaminosas. Así que, no importando cuán nueva sea una melodía, o el estilo de música, o la letra, igual seguirá siendo un cántico viejo, pues proviene de nuestra vieja naturaleza, el viejo Adán. Sólo una nueva criatura creada por el Espíritu Santo por el poder de la palabra puede producir un cántico nuevo. Este cántico nuevo es el que nace de un corazón renovado por el poder del Evangelio.

En nuestra vieja naturaleza pecaminosa existe lo que llamamos el «orgullo pecaminoso» y es nuestra tendencia a buscar ganar el reconocimiento y el aprecio de los demás en base a nuestras virtudes. A nuestra vieja naturaleza le gusta llevarse el mérito de la salvación. Un cántico viejo hablará de lo buenos que nosotros somos o hicimos para agradar a Dios y así merecer el cielo. Pero el cántico nuevo dará toda la gloria a Dios y a Jesucristo, pues es gracias a él, que como sustituto nuestro, obedeció perfectamente la voluntad de Dios y que en la cruz murió pagando nuestros pecados para que podamos llegar al cielo y ser justos delante de Dios. En gratitud vamos a querer alabar a Dios con un cántico nuevo.

Oración:

Señor, te doy gracias por el evangelio, el bautizo y la Santa Cena que son tus medios de gracia por los que me das la verdadera fe y me afirmas en ella. También porque me diste el perdón de mis pecados que Jesucristo ganó siendo mi sustituto. Concédeme el depender siempre de sus méritos y no de mis buenas obras para estar en buenas cuentas contigo. Te suplico abras mis oídos para que oyendo crea y creyendo confíe siempre en ti para vida eterna. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 18

Ver Recursos