Skip to content

Meditación - 2022 enero 20

(Lectura de la Biblia en tres años: Ezequiel 44:1–12, 1 Juan 2:23–29)

UN CORAZÓN ÍNTEGRO

Yo les daré un corazón íntegro, y pondré en ellos un espíritu renovado. Les arrancaré el corazón de piedra que ahora tienen, y pondré en ellos un corazón de carne, para que cumplan mis decretos y pongan en práctica mis leyes. Entonces ellos serán mi pueblo, y yo seré su Dios.

—Ezequiel 11:19-20

Vivimos en una época que busca la aceptabilidad de todo tipo de opiniones y puntos de vista como si fueran verdad. Nuestros días se caracterizan por no creer en verdades absolutas y decir que todas las ideas son verdades para quienes las creen y que no debemos tratar de corregirlos. De esta manera se aceptan todas las religiones como buenas para el espíritu humano. Hoy, una persona puede sentirse muy espiritual si el domingo va a misa, el lunes a una reunión espiritista, el martes a un grupo de mantras hindú, el miércoles detrás del gurú de moda, sin que eso sea visto como contradictorio. Pero esto no es nuevo, en tiempos de Jesús cuando él le dijo a Pilato que había venido para dar testimonio de la verdad Pilato preguntó ¿qué es verdad? dando a entender que creía que no había una sola verdad. Pues la verdad es que hay una sola verdad y las demás son diversas formas de la misma mentira. ¿Cómo así?

Así como no puede haber dos verdades, una es la verdad y las demás son mentiras. Del mismo modo, en el mundo existen, sólo dos religiones. Religión significa relación con Dios. La verdadera religión o verdadera relación con Dios es la que se establece en base a los méritos de Jesucristo. Pero la otra es la religión del ser humano, que aunque aparece en diversas formas, en esencia enseña que es posible establecer relación con Dios en base a los méritos humanos. En el texto de la meditación de hoy, Dios promete que dar a los creyentes, en el nuevo pacto, un nuevo corazón, un corazón íntegro. Íntegro es lo contrario a lo desintegrado. El corazón del ser humano está desintegrado pues acepta ideas falsas y contradictorias como verdad. Un corazón íntegro acepta una sola verdad, la verdad de la palabra de Dios. Cristo vino para salvarnos e introducirnos en el nuevo pacto, y así darnos un corazón íntegro. En gratitud, vamos a querer perseverar y mantenernos íntegros en su verdad. La verdad del nuevo pacto, dejando atrás la falsa verdad del viejo Adán.

Oración:

Señor, nunca permitas que olvide que en la cruz cargaste mis pecados y me regalaste tu justicia. Guárdame de la religión del hombre y concédeme mantenerme firme en la verdadera fe para la vida eterna. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 18

Ver Recursos