Skip to content

Meditación - 2022 abril 19

(Lectura de la Biblia en tres años: Génesis 16, Mateo 5:38–48)

NO IR MÁS ALLÁ DE LO QUE ESTÁ ESCRITO

Hermanos, todo esto lo he aplicado a Apolos y a mí mismo para beneficio de ustedes, con el fin de que aprendan de nosotros aquello de «no ir más allá de lo que está escrito».

—1 Corintios 4:6a

Dios nos ha creado con un intelecto superior a las demás criaturas del mundo material. A pesar de lo maravillosa que resulta la sabiduría de los diversos seres vivos que habitan nuestro planeta y que se refleja en su habilidad para resolver los diversos desafíos que enfrentan cada día y de la que hemos aprendido mucho, la verdad es que ninguno de ellos asume tareas que exigen reflexión detenida. Solo el ser humano es capaz de esto. Ese mismo intelecto superior nos mueve a reflexionar acerca de Dios y la inmensidad del universo y su propósito. Después de siglos de reflexión e investigación el hombre ha acumulado mucho conocimiento. Tanto que es imposible para un solo humano aprenderlo.

En el ámbito espiritual también nos ha sido revelado mucho conocimiento. El mismo Jesucristo asignó a su iglesia y a sus discípulos la misión de hacer discípulos a los cuales les enseñen «todo lo que les he mandado» (Mateo 28:20) Fiel al mandato del maestro, los apóstoles llevaron a cabo la misión y tal como lo dijo Pablo pudieron confesar sin temor que habían dado a conocer « todo el consejo de Dios » (Hechos 20:27, RV1960)

Sin embargo hay muchos asuntos que la Biblia calla, y hay la tentación de tratar de razonar para sacar conclusiones y asumirlas como palabra de Dios. Por ejemplo, el reformador Calvino encontró que la Biblia enseña que Dios ha predestinado gente para la salvación. Razonando llegó a la conclusión de que si Dios hizo eso, también ha debido predestinar gente al infierno. Calvino enseñó sus razonamientos como si fueran palabra de Dios. La Biblia claramente enseña que Dios quiere que todos se arrepientan y sean salvos. Calvino va más allá de lo que está escrito para aliviar su razón. Puesto que Cristo vino a salvarnos gratuitamente, en gratitud nosotros vamos a querer callar y guardar silencio allá donde la Biblia calla y guarda silencio.

Oración:

Señor tú has prometido conceder lo que te pidamos conforme a tu voluntad. Te suplico me concedas orar siempre conforme a tu voluntad, que yo quiera pedir aquello que tu quieres dar. Concédeme serenidad para aceptar todo aquello que no ha de cambiar; tu auxilio para cambiar lo que puedo y quieres que sea cambiado; y sabiduría para entender la diferencia. Pero sobre todo guárdame de añadir o quitar a tu Palabra. Ayúdame a callar en lo que ella calla y a solo decir lo que ella sí dice. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 18

Ver Recursos