Skip to content

Meditación - 2022 abril 14

(Lectura de la Biblia en tres años: Génesis 11:1–26, Mateo 5:6–12)

LOS ÁNGELES ADORAN A CRISTO

Y cuando Dios envió a su Hijo a este mundo, ordenó: «Que todos mis ángeles lo adoren.»

—Hebreos 1:6

¿En qué piensa usted cuando escucha el término Cristo? Para unos se trata de un personaje histórico que marcó época. Para otros no es más que un ejemplo de alguien que luchó por sus ideales hasta la muerte. Para la Biblia Cristo es mucho más que eso: Cristo es el centro de la adoración en el universo. ¿Cómo así?

Ningún ser humano tiene acceso a la verdad solamente a través de sus sentidos o de su razón puesto que la verdad es algo muy complejo. Entender la inmensidad del universo siempre será un desafío para nuestros limitados cerebros. Inclusive la realidad cuántica (que va más allá de lo que los más poderosos microscopios pueden captar) es un desafío inconmensurable para el ser humano. ¡Cuánto más la realidad espiritual! Es solamente por medio de la revelación que el ser humano puede tener acceso a este conocimiento superior.

La realidad espiritual es superior en todo sentido pues es esta realidad espiritual la que gobierna sobre nuestra realidad material. Los seres espirituales son, por mucho, más superiores que los materiales. Para ellos no están ocultas las cosas que para nosotros están veladas aún en el mundo material. Estos seres espirituales superiores conocidos mayormente como ángeles sirven a Dios en adoración reconociéndolo como su creador y Dios. En la eternidad han conocido a Cristo como Dios, el Hijo, y como la manifestación visible del Dios invisible. Esto significa que todo encuentro de estos seres espirituales con Dios se ha dado en la persona del Verbo eterno (Job 1:6-12; 2:1-6). Por tanto la adoración que rendían al Dios invisible la expresaban ante lo visible de Dios, el Verbo Eterno, sin mayor dificultad.

Sin embargo el pasaje de la meditación del texto de hoy representa un desafío, pues los ángeles reciben la orden de adorar al Cristo encarnado. Cristo encarnado es un ser humano, su apariencia es la de un ser material e inferior a un ser espiritual. Sin embargo los ángeles no se detienen y lo adoran ¿Por qué? Por la misma razón que también lo hacen los cristianos: saben que ese hombre es Dios. Lo saben de un modo sobrenatural que solo puede suceder cuando hay comunión con Dios.

Oración:

Señor, confieso que por mi propia razón o elección no puedo creer en Jesucristo, mi Señor, ni acercarme a él. Sino que el Espíritu Santo me ha llamado mediante el evangelio, me ha iluminado con sus dones, me ha santificado y guardado en la fe verdadera. De la misma manera llama, congrega, ilumina y santifica a toda la iglesia cristiana en la tierra, y en Jesucristo la conserva en la verdadera fe. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 18

Ver Recursos