Skip to content

Meditación - 2022 abril 10

(Lectura de la Biblia en tres años: Génesis 8, Mateo 4:1–11)

A DIOS NADIE LE VIO JAMÁS

A Dios nadie lo ha visto nunca; el Hijo unigénito, que es Dios y que vive en unión íntima con el Padre, nos lo ha dado a conocer.

—Juan 1:18

Antes de la venida de Cristo, Dios se comunicó con el ser humano mediante diversas manifestaciones e incluso sueños y visiones. Pero nadie vio a Dios, ni siquiera Moisés (Éxodo 24:9–11; 33:18–23; Isaías 6:1–5). Es solamente en Cristo que podemos conocer genuinamente a Dios ¿Cómo así?

Ser cristiano es más que solo adoptar una forma de creencia. El cristiano es un discípulo de Cristo que tiene una relación de amor real y personal con su maestro. Esto es posible porque Jesucristo, nuestro maestro, está vivo y en comunión diaria con sus seguidores. Pero, además de eso, ser cristiano es tener esta misma relación con Dios, el Padre. Tal relación solo es posible a través de Cristo. De eso trata el texto de la meditación de hoy.

Los cristianos tenemos libre acceso ante la presencia viva del Padre gracias a los méritos de Cristo. Él vivió la vida justa que nosotros no pudimos para que sus méritos atribuidos a nuestro favor nos permitan ingresar en la presencia del Padre. Con su muerte nos libró del castigo eterno que merecemos a causa de nuestros pecados. Pero más allá de eso Jesucristo nos revela al Padre. Como lo expresa el apóstol Juan en referencia a Cristo como vida: «Esta vida se manifestó. Nosotros la hemos visto y damos testimonio de ella, y les anunciamos a ustedes la vida eterna que estaba con el Padre y que se nos ha manifestado. Les anunciamos lo que hemos visto y oído, para que también ustedes tengan comunión con nosotros. Y nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo Jesucristo.» (1 Juan 1:2-3).

Por medio de las palabras escritas en la Biblia llegamos a entrar en comunión con Dios. Él se nos revela en la Biblia. Nos habla y con su palabra impacta nuestro espíritu de modo que lleguemos a conocerle. Conocer a Cristo por medio de la Escritura es conocer al Padre y estar en comunión con Él.

Oración:

Señor, todo aquello que para mí era ganancia, ahora lo considero pérdida por causa de Cristo. Todo lo considero pérdida por razón del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. No quiero mi propia justicia que procede de la ley, sino la que se obtiene mediante la fe en Cristo, la justicia que procede de Dios, basada en la fe. No permitas que me aparte de esta verdad pues solo gracias a los méritos de tu Hijo es que estoy delante de ti. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 18

Ver Recursos