Skip to content

Meditación - 2021 noviembre 18

(Lectura de la Biblia en tres años: Jeremías 51:1–20, Hebreos 8:8–13)

LA INTEGRIDAD DEL PROFETA DANIEL

Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes.

—Daniel 6:10, RV60

Muchas personas nunca han leído la Biblia ni una sola vez pero conocen algunas de las historias más relevantes. Una de ellas es cuando Daniel estuvo a punto de morir a causa de su integridad. ¿De dónde salió la fortaleza que le permitió enfrentar la prueba?

Una clave para entender esta historia de Daniel es dejar atrás nuestras ideas preconcebidas y en cambio dar mayor atención a las palabras mismas de la Biblia. Resulta que la gran mayoría de quienes conocen las historias de Daniel, Moisés, Abraham es a través de películas, vídeos, etcétera que han sido hechas con la meta de entretener y no la de reflejar en texto bíblico. El texto de la meditación de hoy nos dice con toda claridad que Daniel oraba tres veces al día en dirección hacia Jerusalén, dónde estuvo el templo de Dios.

Es fácil atribuir la fidelidad del profeta Daniel a su propia integridad y mérito. Sin embargo, si prestamos atención al texto, encontramos que Daniel oraba «y daba gracias». Eso evidencia que la motivación de Daniel para orar a Dios, adorarle, y servirle era más gratitud. Esa gratitud provenía de la fe en los méritos del prometido Mesías.

Tanto Daniel como nosotros somos merecedores de toda la ira divina, y la única razón por la que somos parte del pueblo de Dios es por los méritos de Cristo, quién vivió una vida justa en lugar de nosotros y fue a la cruz para recibir el castigo que merecemos. En gratitud, vamos a querer ser íntegros como Daniel, por gratitud, y no para demostrar que el mérito sea nuestro.

Oración:

Señor que elegiste a Daniel para revelarnos el futuro de la humanidad y la venida del mesías y su reinado eterno, concédeme por tus medios de gracia, el ser tan agradecido que el momento dado me mantenga íntegro. Por tu Hijo Jesucristo. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 18

Ver Recursos