Skip to content

Meditación - 2021 febrero 10

Meditación - 2021 febrero 10

(Lectura de la Biblia en tres años: Salmo 19, Romanos 3:21–24)

CRUZANDO EL PUENTE DE LA VIDA

Ciertamente les aseguro que el que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna y no será juzgado, sino que ha pasado de la muerte a la vida.

—Juan 5:24

¿Tiene usted la vida eterna? Para muchas personas la vida eterna significa tener una vida muy larga sin fin. Aunque la palabra eterna puede referirse a aquello que existe para siempre la vida eterna es más que solo una vida larga ¿Cómo así?

En nuestro planeta existen diversas formas de vida: hay la vida vegetal que se sostiene de los nutrientes extraídos del suelo procesados con ayuda de la luz solar; también hay la vida animal que subsiste de alimentos vegetales y animales. Los seres humanos nacemos con vida humana, pero carecemos de la vida eterna. Según la Biblia estamos espiritualmente muertos. Eso nos constituye en pecadores condenados a la muerte eterna, el infierno cuyo fuego no se apaga.

Pero Dios no quiere eso para nosotros, y conociendo nuestra calamitosa situación envío a Jesucristo para que con su perfecta vida justa y su vicaria muerte en la cruz pague el costo de nuestra salvación. Como resultado, Dios vida eterna puede darnos la vida eterna. La vida eterna es una vida espiritual de la mejor calidad. Es una vida que, para subsistir, no necesita de alimentos vegetales o animales sino de la Palabra de Dios. Como está escrito: « ustedes han nacido de nuevo, no de simiente perecedera, sino de simiente imperecedera, mediante la palabra de Dios que vive y permanece […] Y ésta es la palabra del evangelio que se les ha anunciado a ustedes» (1 Pedro 1:23,25). El evangelio es el anuncio de lo que Cristo hizo para salvarnos: obedeció perfectamente la voluntad de Dios y murió en lugar nuestro. La palabra de Dios que dice lo que Cristo es e hizo por nosotros es el poder que da vida eterna y alimenta esa vida eterna en el creyente. Por eso Pedro nos exhorta: «Deseen con ansias la leche pura de la palabra, como niños recién nacidos. Así, por medio de ella, crecerán en su salvación, ahora que han probado lo bueno que es el Señor.» (1 Pedro 2:2,3). En gratitud vamos a querer alimentarnos diariamente del santo evangelio, el poder de Dios para salvación.

Oración:

Oración: Señor, en gratitud a tu amor incondicional, por el que me has hecho parte del reino de Jesucristo, quiero vivir en obediencia a él. Concédeme, te suplico, temer y amar a Dios, de modo que no desprecie tu palabra, ni la prédica de ella; sino que la considere santa, la oiga, aprenda y la obedezca de buena voluntad. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos