Skip to content

Meditación - 2021 agosto 17

EL BUEN PASTOR ESTÁ A SU LADO

(Lectura de la Biblia en tres años: Isaías 29, Filipenses 2:24–30)

Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado; tu vara de pastor me reconforta.

Salmo 23, 4

¿Alguna vez ha atravesado por un lugar oscuro? Posiblemente en algún momento de su vida le ha tocado ir por un camino de noche. Cuando vemos un lugar así algo dentro de nosotros nos inmoviliza y dice con baja voz "no vayas". Nuestra imaginación comienza a crear escenarios en los que se nos inflige un daño: delincuentes salen para asaltarnos y robar nuestras pertenencias, animales con garras o ponzoñas esperan amenazantemente o cualquier otra cosa que puede lastimarnos e incluso atentar contra nuestra propia vida.

Sin embargo, no tenemos que esperar a ir a un lugar así para sentir temor y un gran miedo a lo desconocido. Nuestra vida cotidiana puede tener momentos en los que sentimos que atravesamos un lugar oscuro, sombrío y aterrador. Carencia de comida, agua y ropa. Deudas que van elevándose cada día más. Pérdida de empleo o malas circunstancias en la escuela. Problemas en el matrimonio, con los amigos y la familia. La incertidumbre de lo que puede pasar en el futuro nos hace caminar por valles tenebrosos en donde a cada instante debemos estar alerta y con miedo.

No obstante todo eso hay una razón para que las dificultades no nos hagan desfallecer ante el miedo. Esa razón se llama Cristo. Cristo dijo de sí mismo "Yo soy el buen pastor" (Juan 10, 11). Un pastor siempre está al cuidado de sus queridas ovejas, nunca las deja solas. Cuando usted sienta que está pasando por valles tenebrosos no piense que camina sin rumbo y desamparado, no, usted como una oveja del Buen Pastor camina ahí a donde Él lo guía. Así con toda confianza puede decir en su corazón en aquellos momentos "no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado". El pastor lleva una vara con la cual puede bajar ramas de árboles con verdes y deliciosas hojas para que sus ovejas puedan alimentarse y nutrirse. El Buen Pastor así mismo provee el pan que necesita su cuerpo y también, sobre todo, lo que necesita su alma: su Santa Palabra. Con ella alimenta y fortalece su fe. En momentos en que deba caminar por valles tenebrosos recuerde y confíe de corazón que el Buen Pastor camina a su lado y siempre lo estará hasta el fin de los tiempos.

Oración:

¡Oh mi Buen Pastor! que todos los días sienta tu presencia a mi lado. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 18

Ver Recursos