Skip to content

Meditación - 2021 abril 03

(Lectura de la Biblia en tres años: Salmo 83, 1 Corintios 2:1–5)

TEMORES DESVANECIDOS

Iban por el camino subiendo a Jerusalén; y Jesús iba delante, y ellos se asombraron, y le seguían con miedo. Entonces volviendo a tomar a los doce aparte, les comenzó a decir las cosas que le habían de acontecer: He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y a los escribas, y le condenarán a muerte, y le entregarán a los gentiles; y le escarnecerán, le azotarán, y escupirán en él, y le matarán; mas al tercer día resucitará.

Marcos 10:32-34

Cuando nuestra hija era pequeña, tenía mucho temor de estar sola en casa. Cuando mi esposa y yo salíamos, no pasaban más de 5 minutos antes de recibir una llamada de ella diciendo que regresaramos porque oía ruidos y estaba atemorizada.

En los días previos a la crucifixión, a los discípulos se les dijo repetidamente que Jesús sería arrestado, juzgado y crucificado, pero que al final, resucitaría victorioso. Sin embargo, cuando las cosas empezaron a salir exactamente como Jesús les había dicho, se llenaron de miedo y ansiedad. Podemos mirar a los discípulos y preguntarnos cómo pudieron estar llenos de miedo; después de todo, habían pasado tanto tiempo con Jesús. ¡Lo habían visto físicamente hacer milagros! Aún así, dejaron escapar su enfoque.

En tiempos de incertidumbre y caos, somos como los discípulos. Nos encontramos cayendo en la tentación de centrar nuestra atención en el mundo que nos rodea. Pero cuando nos enfocamos en Jesús, comenzamos a ver que nuestros temores se desvanecen. El Domingo de Pascua es un hermoso recordatorio de la máxima bendición que tenemos a través de Jesús: el perdón y la vida eterna con Él en el cielo como hijos redimidos y amados de Dios. ¡Qué maravilloso es que, en medio de todo este caos, tengamos la oportunidad de celebrar la victoria de Dios! En gratitud a su incondicional amor con el que nos amó y rescató de la condenación eterna, vayamos a todos los pueblos, razas y naciones a dar a conocer este valioso obsequio.

Cuando regresamos a casa, le explicamos a nuestra hija que los ruidos que oía provenían de las ramas y piñas que caían de los piños sobre el techo de la casa y su temor se desvanecía - así con nosotros cuando ponemos nuestro enfoque en el Señor.

Oración:

Padre celestial, en esta semana santa, permítenos encontrar consuelo y fortaleza en el mensaje de la victoria de la Pascua, esperanza en los pasajes de las Escrituras y paz mientras meditamos en las promesas de Dios. Amén

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 18

Ver Recursos