Skip to content

Meditación - 2020 marzo 05

Meditación - 2020 marzo 05

(Lectura de la Biblia en tres años: Jueces 8:15–35, Lucas 11:42–54)

ABRAHAM, PADRE DE MUCHOS GENTILES Y HEREDERO DEL MUNDO

Por eso la promesa viene por la fe, a fin de que por la gracia quede garantizada para toda la descendencia de Abraham; esta promesa no es sólo para los que son de la ley sino para los que son también de la fe de Abraham, quien es el padre que tenemos en común delante de Dios, tal como está escrito: «Te he confirmado como padre de muchas naciones.»

—Romanos 4:16–17

¿Cuánto esfuerzo debe hacer un heredero para conseguir su herencia? Comprender bien la respuesta a esta pregunta nos ayudará a entender mucho mejor cómo el ser humano puede alcanzar la salvación ¿Cómo así?

En la Biblia la palabra pacto puede tener dos significados: 1) acuerdo bilateral y 2) testamento. Para determinar cuando tiene uno u otro significado es importante prestar atención al contexto en el cual se usa ese término. En el primer caso, el acuerdo bilateral, pacto es entre partes en las que las condiciones son determinadas por todos los involucrados. En el segundo caso, el testamento, es solo el testador quien determina las condiciones de la herencia de modo que el beneficiario solo tiene la opción de sujetarse a las mismas sin poder alterarlas. En un testamento el testador determina en qué consiste la herencia y quien es el beneficiario. El beneficiario no tiene nada más que hacer al respecto. Tal es el caso de Abraham a quien el apóstol Pablo llama «heredero del mundo» (Romanos 4:13). Querer ganar la promesa de Dios, en vez de recibirla con gratitud es rechazar el regalo. Abraham no hizo eso, tampoco sus descendientes por la fe.

Satanás y sus ministros (los maestros que enseñan el error contra la doctrina de Cristo) quieren que las personas traten de ganar la herencia de Abraham (la salvación y perdón de pecados) por medio de hacer buenas obras. Nadie hace buenas obras perfectamente como Dios las exige (Mateo 5:48, Romanos 3:10,12) Por tanto nadie puede merecer el perdón ni la Salvación. Fue Cristo, con su perfecta obediencia en lugar de nosotros (Romanos 5:19) y con su muerte vicaria en la cruz en castigo por nuestros pecados, quien ganó la herencia para las naciones. Querer hacer méritos para lo que Él quiere darnos gratis es pisotear su sangre y despreciarlo a Él (Hebreos 10:29). En gratitud al amor de Dios demostrado por Cristo en la cruz vamos a querer apreciar lo que hizo por nosotros viviendo consagrados a Él.

Oración:

Misericordioso Dios: Te loamos por todas las bondades y conmiseraciones que Tú has manifestado hacia nosotros. Acepta, te suplicamos, nuestro tributo de adoración, alabanza y acción de gracias. Danos tal comprensión de todas tus misericordias, que nuestros corazones sientan verdadera gratitud hacia Ti, y que glorifiquemos tu santo nombre no solamente con nuestros labios sino también con nuestras vidas consagradas a amarte a ti y al prójimo. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos