Skip to content

Meditación - 2020 diciembre 25

Meditación - 2020 diciembre 25

(Lectura de la Biblia en tres años: Job 13, Hechos 20:23–30)

¡La alegría contagiosa!

15 Cuando los ángeles se fueron al cielo, los pastores…fueron de prisa y encontraron a María y a José, y al niño que estaba acostado en el pesebre. 17 Cuando vieron al niño, contaron lo que les habían dicho acerca de él

Lucas 2:15-17.

No tengo que hablarte a ti que estás pasando por una pandemia, de un contagio.

Pero muchas cosas, no solo el virus, son contagiosas. Los bostezos son contagiosos. Probablemente lo sabías. Otras cosas más sorprendentes que no sabías también son contagiosas. ¿Sabías que sentir frío y subir de peso es contagioso? ¡Sí, puedes contagiarte con escalofríos y kilos!

¿Sabes qué es tan contagioso como cualquier virus? ¡La alegría! ¡Escucha aquí, especialmente, la alegría cristiana! Podemos ver la alegría contagiosa en la Nochebuena. Cuando el ángel nos dio las buenas nuevas de gran gozo de que nos había nacido un Salvador, y el ejército celestial gritó con alegría: "¡Gloria a Dios en las alturas!" la alegría celestial se regó rápidamente. Los pastores se levantaron de un salto y corrieron a ver lo que había sucedido, lo que el Señor les había dicho. Cuando encontraron a María, José y el bebé, miraron dentro del pesebre y vieron el plan de Dios para redimirlos envueltos en una diminuta carne, sus corazones dieron un brinco y saltaron de alegría, y no podían contenerla. ¡Tocaron a todas las puertas de Belén y difundieron las buenas nuevas!

Es el día de Navidad. Tal vez, estés sintiendo la alegría de pasar tiempo con tu familia. Pero quizás no. Quizás el día de Navidad sea triste para ti, porque no estás con alguien a quien quieres. Quizás, el día de Navidad es triste porque te das cuenta de que el mundo todavía está roto y tú también a causa del pecado. Déjame contagiarte con alegría. Si tienes un nacimiento cerca, mira la figura del niño Jesús en el pesebre y vuelve a escuchar la buena noticia de gran gozo: Hoy en la ciudad de David te ha nacido un Salvador. Para ti, tú que una vez estuviste perdido, tú que una vez estuviste muerto, Jesús te ha nacido y eres encontrado, estás vivo. ¡Estás perdonado y reconciliado con Dios a través del niño Jesús!

Que te contagies con esa alegría y contagia a otros. Comparte las buenas nuevas con las personas que amas. Diles de la alegría que tienes porque conoces a Jesús. Te prometo, el gozo es tan contagioso que seguro volverás a sentirlo cuando veas a alguien que te importa creer en Cristo, la fuente de toda alegría. ¡FELIZ NAVIDAD!

Oración:

Querido Jesús, no siempre estoy feliz, pero hoy es la Navidad. Has nacido por mí. ¡Mi corazón salta de alegría! ¡Mis labios hablan tu alabanza! ¡Que otros se contagien con lo que tengo! Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos