Skip to content

Meditación - 2019 octubre 04

Meditación - 2019 octubre 04

(Lectura de la Biblia en tres años: Levítico 23:1–17, Marcos 3:20–30)

LA BLASFEMIA CONTRA EL ESPÍRITU SANTO

[Jesús dijo:] «Les aseguro que todos los pecados y blasfemias se les perdonarán a todos por igual, excepto a quien blasfeme contra el Espíritu Santo. Éste no tendrá perdón jamás; es culpable de un pecado eterno.»
Es que ellos habían dicho: «Tiene un espíritu maligno.»

—Marcos 3:28–30

¿Hay algo que Dios no pueda hacer? Dios es todopoderoso. Pero según la Biblia hay cosas que Él no puede hacer, por ejemplo: 1) «No puede negarse a Sí mismo», 2) «Es imposible que Dios mienta». No es una contradicción. Por el contrario, es la verdad pura y simple ¿Cómo así? (2 Timoteo 2:13; Hebreos 6:18).

Dios, que es Santo en su naturaleza, no puede ser inmundo. Él es la verdad misma, por tanto no hay mentira en Dios. Pero, debido a nuestra naturaleza humana pecadora somos propensos a aceptar y defender la mentira como verdad, e inclusive a combatir contra la verdad hasta rechazarla por entero muy convencidos de que es mentira. Cristo vino para resplandecer la luz de la verdad y conducirnos hacia Él de modo que Sus meritos nos beneficien con el perdón y la vida eterna. (Efesios 5:14; 2 Corintios 4:6; Juan 1:4,5).

Todas las profecías respecto al Mesías se estaban cumpliendo con su venida y los líderes religiosos temían perder su posición en la religión. Jesús expulsó demonios e hizo milagros que mostraban quién era él. Pero los maestros de la ley no querían creer en la Santa Escritura como la autoritativa Palabra de Dios. Querían que sus tradiciones y razonamientos tengan igual o superior autoridad que la Biblia. Así que, para denigrar y vituperar al Señor, dicen que Cristo obraba por el poder de Satanás. Jesús advierte que cuando deliberadamente se iguala a Cristo con Satanás, y se habla de la obra del Señor considerándola satánica, el Espíritu Santo no puede continuar obrando en los corazones de quienes así actúan, ni los puede llevar a la fe en Jesucristo como su Salvador. Cuando los fariseos declararon que el Espíritu que moraba en Cristo era satánico, estaban muy próximos a cometer el pecado que no puede ser perdonado. Cuando alguien está angustiado por haber ofendido a Dios, es solo porque el Espíritu Santo está obrando en su vida para arrepentimiento. Pero quien persistentemente desprecia la Palabra corre el peligro de llegar a blasfemar contra el Espíritu Santo porque Él obra solamente por medio de la Biblia.

Oración:
Señor, confieso que por mi propia razón o elección no puedo creer en Jesucristo, mi Señor, ni acercarme a él. Sino que el Espíritu Santo me ha llamado mediante el evangelio, me ha iluminado con sus dones, me ha santificado y guardado en la fe verdadera. De la misma manera llama, congrega, ilumina y santifica a toda la iglesia cristiana en la tierra, y en Jesucristo la conserva en la verdadera fe. Gracias te doy por ello, pues mi salvación no depende de mí sino de ti. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos