Skip to content

Meditación - 2019 mayo 21

Meditación - 2019 mayo 21

(Lectura de la Biblia en tres años: Génesis 18:16-33, Mateo 6:5-15)

EL TEMPLO DE LA NUEVA JERUSALÉN

No vi ningún templo en la ciudad, porque el Señor Dios Todopoderoso y el Cordero son su templo. La ciudad no necesita ni sol ni luna que la alumbren, porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera. Las naciones caminarán a la luz de la ciudad, y los reyes de la tierra le entregarán sus espléndidas riquezas.

—Apocalipsis 21:22-24

¿Cómo sería nuestro mundo sin la luz del sol? En poco tiempo las plantas morirían pues necesitan de la luz solar para la fotosíntesis. Nuestro planeta sería un lúgubre e inhóspito lugar. La visión de Apocalipsis revela que la Nueva Jerusalén no necesita un templo, ni la luz del sol y la luna, ¿Por qué?

En el Antiguo Testamento el templo es el punto de encuentro entre Dios y el hombre. Las personas llevaban sus suplicas al Señor en el templo. En la Biblia, Dios deja claro que él no habita en templos materiales. Pero un templo material ayudaba en la convicción de poder acercarse a Dios para presentar la oración. En el paraíso Adán y Eva no tenían necesidad de Templo pues tenían libre acceso a la amistad con Dios. Es después de la Caída que el hombre necesita el punto de encuentro que por lo general era un altar de sacrificio. Hoy nuestro punto de encuentro con Dios es Cristo, él es el templo; y lo será por toda la eternidad pues tendremos por siempre una relación directa con Dios. La luz del sol y la luna resultarán insignificantes ante el resplandor divino en nuestra vida. Todo esto gracias a la doble sustitución efectuada por Cristo a nuestro favor cuando obedeció por 33 años perfectamente la voluntad de Dios en lugar nuestro y cuando cargó con nuestro castigo al sufrir en la cruz toda la ira de Dios. En gratitud vamos a querer vivir dignamente como ciudadanos de la Nueva Jerusalén resplandeciendo ante los demás la gloría de Dios que es el evangelio, el poder que conduce vivir en arrepentimiento y otorga fe salvadora (2 Corintios 4:4-6 cf. Juan 1:4,5)

Oracion:

Señor, gracias porque por tus méritos me has permitido entrar en tu reposo. Me has iluminado con la luz de tu evangelio y me has dado vida nueva de tal manera que la luz de tu amor ya brilla en medio de mis tinieblas. Te suplico siempre brilles en mí. Brilla en mí reflejando la luz del Padre, tu glorioso evangelio de amor. Gracias a ti puedo reposar de querer salvarme por mis propios méritos. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 abril 23

Ver Recursos

Meditación - 2019 diciembre 17

Ver Recursos