Skip to content

Meditación - 2021 noviembre 25

(Lectura de la Biblia en tres años: Lamentaciones 3:13–30, Hebreos 10:16–25)

EL JUEVES DE ACCIÓN DE GRACIAS.

Cada mañana y cada tarde debían estar presentes para agradecer y alabar al SEÑOR.

—1 Crónicas 23:30

Hoy, último jueves de noviembre, es costumbre en los Estados Unidos celebrar el día de acción de gracias. Esta celebración surgió en gratitud a la primera cosecha con la que fueron bendecidos unos peregrinos que vinieron de Europa para refugiarse de la persecución religiosa. Aunque en un principio la celebración se hizo para honrar a Dios como el proveedor, en la actualidad muchos la celebran solamente como una festividad más que permite el reencuentro de las familias para pasar unos buenos momentos juntos. ¿Es apropiado que los creyentes de otras latitudes celebren la festividad de acción de gracias?

¿A qué llama la Biblia «acción de gracias»? Es la gratitud del pueblo de Dios, expresada en el culto público (1 Crónicas 23:30; Nehemías 12:46; Salmo 100:4) o particular (Daniel 6:10). En el culto del antiguo Israel se ofrecían sacrificios de animales en acción de gracias (Levítico 7:12ss; 22:29).

En el Nuevo Testamento la gratitud es parte de la fe (Lucas 17:15–19; Romanos 1:21) y de la alabanza (Apocalipsis 4:9; 7:12). La motivan los actos de Dios a través de Jesucristo, principalmente por la salvación, pero también por la respuesta a la oración (Juan 11:41), la gratitud es un fruto de arrepentimiento y la evidencia de la gracia en los creyentes (Romanos 1:8). El cristiano que confía en los méritos de Cristo ha de querer ejercer su gratitud en la oración (Filipenses 4:6). Los creyentes vamos a querer dar gracias en todo porque glorifica a Dios y porque es la voluntad divina por el amor con el que Dios nos amó primero (Efesios 5:4, 20; 2 Corintios 4:15; 9:11–13; 1 Tesalonicenses 5:18).

Oración:

Señor, desde la profundidad de mi pecado nada podía hacer para salvarme pues estaba muerto espiritualmente. Pero por tu misericordia me has dado vida eterna. Por los méritos de tu Hijo Jesucristo nuestro sustituto, en gratitud quiero vivir consagrado a ti y a tu servicio, siendo testigo tuyo. También quiero que mi vida entera sea una de acción de gracias por tus bondades sin que eso impida alegrarme con mis hermanos en la fe cuando celebran su acción de gracias en adoración a ti. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 julio 18

Ver Recursos

Servicio - 13 enero 2019

Ver Recursos

Meditación - 2020 enero 30

Ver Recursos

Meditación - 2020 enero 01

Ver Recursos