Skip to content

Meditación - 2021 abril 21

(Lectura de la Biblia en tres años: Salmo 105:12–45, 1 Corintios 8:1–5)

PONIENDO NUESTRO OJOS EN JESÚS

….y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

Hebreos 12:1b-2

Era un corredor de larga distancia, por eso, estos versos me resuenan. La analogía de correr la carrera que Dios nos ha marcado es algo con lo que puedo identificarme personalmente. Cuando entrenaba, iniciaba corriendo con varias pequeñas botellas de agua, y me deshacía de ellas después de usarlas para que no me estorbaran y frenaran mi paso.

Como cristianos, se nos anima a deshacernos de todo aquello que nos impida correr una buena carrera. Necesitamos deshacernos del pecado que nos frena. Mientras corremos, tenemos que reconocer que es un maratón y no una carrera de velocidad. No es algo que termine en pocos minutos. Cuando corres una de larga distancia, es fácil desanimarse y frustrarse por no estar cerca de la línea de meta. A menudo, ni siquiera puedes ver la línea de meta desde donde estás. Pero como corredor (cristiano), debes mantener la vista en el camino (en Jesús) que tienes por delante. Cuando comienzas a desanimarte y miras hacia un lado y el otro, disminuyes la velocidad, comienzas a dudar de que puedas terminar y comienzas a luchar. Cuando el diablo ataque tu lado débil, cuando el mundo quiera seducirte, o cuando estés dejándote llevar por tu naturaleza pecaminosa, fija tus ojos en Jesús y corre con perseverancia. Él es quien ha perfeccionado nuestra fe. Él es quien que, por su sufrimiento y muerte por nosotros, nos ha dado la victoria sobre la muerte y el pecado. Siempre que te sientas desanimado o frustrado, sintiendo que quieres darte por vencido, fija tus ojos en Jesús. Él te dará la fuerza para terminar la carrera que está marcada para ti, y para ir a proclamar su evangelio de amor y salvación.

Oración:

Señor Jesús, dame la fuerza para mantener la mirada en ti, para que pueda correr con perseverancia la carrera que has marcado para mi, y proclamar tu evangelio de amor y salvación. Amén.

 

Lea el Capítulo Completo Aquí


Meditaciones son presentadas por Producciones Multilingües-WELS y www.academiacristo.com. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional. Todas las citas bíblicas, a menos que se indique lo contrario, están tomadas de La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional®, NVI®. Copyright © 1986, 1999, 2015 por Biblica, Inc.™ Todos los derechos reservados en todo el mundo.

Más Contenido

Meditación - 2019 julio 18

Ver Recursos

Servicio - 13 enero 2019

Ver Recursos

Meditación - 2020 enero 30

Ver Recursos

Meditación - 2020 enero 01

Ver Recursos